EL AUMENTO DEL VOLUMEN MAMARIO ¿EN QUÉ CONSISTE Y PARA QUIÉN ES?

Es la intervención de cirugía estética que consiste en aumentar el volumen de los senos mediante la colocación de un implante interno (o prótesis) de un volumen adaptado. Existen muchas prótesis mamarias, con varias posibilidades de forma, volumen y consistencia. Algunas son pre rellenadas, con suero fisiológico o bien con gel de silicona. Otras serán hinchadas con suero fisiológico a pedido en el momento de la intervención. Estos implantes mamarios pueden colocarse detrás de la glándula mamaria, sobre la superficie del músculo pectoral o bien debajo de éste. Las cicatrices serán por lo tanto diferentes, alrededor o a través de la areola, o escondidas en la axila.

19MaugAlbProthF

Aumento de volumen y corrección de una ptosis inicial

¿CÓMO SE REALIZA?

La consulta preoperatoria.

Durante ésta consulta usted podrá evaluar junto al cirujano cuál es el estado de sus pechos, cuál es el volumen deseado, si existen tratamientos asociados que pueden ser recomendados (remodelación, simetrización). Todo esto en función no solo de las características de sus senos, sino que también de sus deseos personales: disponibilidad horaria, zonas que no desea modificar, sensibilidad, lactancia, etc. Se le explicará la cirugía estética en detalle y tendrá acceso a todos los documentos sobre la intervención. Podrá hacer todas las preguntas que desee. Y se prescribirá un estudio radiográfico y/o ecográfico de los senos

Las técnicas operatorias

En principio, reservo el implante detrás del músculo para las mujeres muy delgadas, con senos muy pequeños, en las que la prótesis mamaria podría ser palpable debajo de la piel. En estos casos, la vía preferente es la axila. En el resto de los casos, si se trata de una prótesis redonda, se puede decidir pasar por el contorno de la areola o bien a través de ella. La cicatriz, en la mayoría de los casos, es muy poco visible. Si se ha escogido la prótesis llamada «anatómica», una prótesis en forma de gota vista de perfil, la incisión se realiza debajo del seno, en el surco. Aquí también, la cicatriz es muy discreta.

¿Y después?

Tendrá que llevar una cánula y apósitos 24 hs. Luego, los senos serán envueltos en un sostén especial de manera más confortable durante 10 a 15 días. Los cuidados son simples. Las complicaciones son poco frecuentes. Pueden ser precoces: sobretodo el riesgo de hematoma. Un desangre precoz puede obligar a volver a abrir, para evacuar la sangre, pero afortunadamente esto sucede muy pocas veces; locales: esencialmente vinculadas a la mala calidad de la piel que puede cicatrizar mal, y se ven acrecentadas en los fumadores o bien pueden ser generales: sin contar el riesgo de infección, ocurren rara vez y suelen ser poco visibles. Los “morados” o equimosis, poco frecuentes, desaparecen en 8 a 15 días, de manera variable según la persona, los edemas o hinchazones se notan durante 10 a 20 días. Los resultados son estables en el tiempo. Las «cápsulas» son una cicatriz interna que puede, como toda cicatriz, volverse espesa, contraída y hasta dolorosa. Aparecen en el 5% por ciento de los casos aproximadamente. Contrariamente a las ideas recibidas, la duración de las prótesis mamarias actuales es efectivamente mayor a 30 o 40 años. Por lo tanto, no es necesario remplazarlas cada diez años. Ahora bien, un control cada 12 a 18 meses es indispensable.

EN LA PRÁCTICA

  • Cada caso es particular y tendrá una intervención adaptada. Las técnicas que se utilizaran serán diferentes según el paciente.
  • La intervención se realiza preferentemente bajo anestesia general
  • El post operación puede ser un poco doloroso, sobretodo por la sensación de tensión de tirantez o de tensión. Siempre se ofrecen tratamientos apropiados.
  • La hospitalización es generalmente de 24 horas. Deberá guardar reposo durante al menos 5 a 8 días, los movimientos de los brazos y el conducir serán difíciles al principio.
  • Habrá que calcular un mes para retomar todas sus actividades y alrededor de seis meses para integrar las prótesis a su nuevo esquema corporal.

Recomendación de la SOF.CPRE sobre las inyecciones de grasa en el seno

“Los autotransplantes de tejido grasoso han demostrado claramente su eficacidad y su inocuidad en todas las regiones del cuerpo, teniendo un doble efecto remarcable de relleno y de mejora del desarrollo de los tejidos inyectados.
Pueden pues ser utilizadas, siguiendo las recomendaciones científicas, para el aumento del volumen de los pechos.